Se busca generar las competencias propias de preceptor, entendiendo a este como una "pieza clave" en la institución escolar. Se concibe su centralidad en el acompañamiento de los estudiantes, en sus desarrollos sociales y vinculares, y en sus procesos de aprendizaje. Para ello, es necesario clarificar sobre el concepto de trayectorias y la necesidad de que la escuela se piense como una verdadera institución formadora. Ha de formarse como un tutor, que se comprometa con la realidad educativa, que facilite y colabore con los encuadres institucionales. Se busca formarlo integralmente en  sus funciones de administración y de gestión (específica); es responsable del registro, reguardo y publicación de información diversa referida directamente a procesos educativos. Así, debe desarrollar competencias relacionadas con las TICs, por ello el curso asume un formato semi presencial, ya que consideramos que el trabajo en el campus y con diversos recursos es imprescindible. Finalmente, consideramos que se lo debe dotar de competencias de trabajo en equipo, liderazgo situacional, emprendedurismo.

Se busca generar las competencias propias de preceptor, entendiendo a este como una "pieza clave" en la institución escolar. Se concibe su centralidad en el acompañamiento de los estudiantes, en sus desarrollos sociales y vinculares, y en sus procesos de aprendizaje. Para ello, es necesario clarificar sobre el concepto de trayectorias y la necesidad de que la escuela se piense como una verdadera institución formadora. Ha de formarse como un tutor, que se comprometa con la realidad educativa, que facilite y colabore con los encuadres institucionales. Se busca formarlo integralmente en  sus funciones de administración y de gestión (específica); es responsable del registro, reguardo y publicación de información diversa referida directamente a procesos educativos. Así, debe desarrollar competencias relacionadas con las TICs, por ello el curso asume un formato semi presencial, ya que consideramos que el trabajo en el campus y con diversos recursos es imprescindible. Finalmente, consideramos que se lo debe dotar de competencias de trabajo en equipo, liderazgo situacional, emprendedurismo.

La capacitación- taller tiende a la formación en competencias y herramientas concretas para el trabajo en procesos de calidad en  inclusión escolar. La demanda se nos hace presente por una doble vía por un lado desde los institutos encargados de la dotación de agentes educadores  que cumplen las funciones de acompañamiento de niños y púberes que se enmarcan en la ley Ley 24.901/97- especificado en la Resolución 428/99 sobre las prestaciones médicas; y por otro lado, el requerimiento de los de los docentes a cargo de salas de educación inicial y aulas de educación primaria, que incluyen niños con estas problemática y que trabaja de forma integrada con los docentes y equipos de apoyo. Esta formación implica la posibilidad de inserción educativa en la escuela común de los niños/as con discapacidad o restricciones cognitivas, conductuales, sensoriales o motoras, que tengan relación con la discapacidad mental- intelectual. Se plantea como un compromiso conjunto y una tarea en colaboración con actores de otras áreas. El objetivo central se enmarca en el trabajo  dentro de la actividad áulica, con alumnos/as que presentan modalidades de aprendizaje que implican el desarrollo de estrategias pedagógicas particulares. Así los acompañantes- docente integrador cumple funciones dentro de la escuela común colaborando y sosteniendo los proyectos de integración de algunos/as alumnos/as, en forma individual o grupal, apoyando los procesos pedagógicos consensuados entre las escuelas comunes de nivel inicial y primario, y la escuela especial o de recuperación a la cual pertenecen. El taller se desarrolla en el marco de la educción basada en problemas y análisis de casos, desde el trabajo colaborativo e integrado con los profesionales formadores.